Inicio Noticias El esquinero Rashard Robinson es suspendido nuevamente por la NFL

El esquinero Rashard Robinson es suspendido nuevamente por la NFL

1344
0

Alguien que no parece levantar cabeza es Rashard Robinson. Desde su llegada a la NFL en 2016, el esquinero de los Cowboys ha sido suspendido en dos ocasiones por la liga. Y, esta semana, acaba de sumar la tercera suspensión de su carrera como profesional.

Este martes, la NFL informó que Rashard Robinson sería suspendido por dos encuentros tras violar las políticas de la liga respecto al uso de sustancias prohibidas para mejorar el rendimiento deportivo. La suspensión será por dos encuentros, los cuales se descontarían también de su salario con el equipo.

Esta sanción implica que Robinson podría participar en el campamento de entrenamiento e incluso jugar en pretemporada con el equipo vaquero. Sin embargo, el esquinero de 25 años no podrá participar en los dos primeros juegos de la temporada regular, por lo cual estaría disponible para jugar a partir de la semana 3.

Recordemos que los Cowboys contrataron a Rashard Robinson para sumarlo a su escuadrón de prácticas en septiembre de 2020. Sin embargo, las bajas en la posición de esquinero le llevaron a ocupar el puesto de Anthony Brown en la semana 11 contra los Vikings. Si bien ese día cometió algunos errores, su desempeño en cobertura ayudó a Dallas a lograr la victoria.

Tras esta actuación, Robinson encadenó tres titularidades seguidas, ofreciendo un rendimiento irregular en la mayoría de ellas. Su mejor actuación vino en la semana 14 contra Cincinnati, registrando 9 tacleadas combinadas y ayudando en la victoria vaquera por 30-7. Después de ese encuentro, Robinson no estuvo en el roster activo para los juegos restantes de la temporada 2020.

Esta sanción implica un paso atrás para Robinson, quien tendrá mucha competencia para tener un lugar en el roster de Dallas este año. Aunque Chidobe Awuzie se marchó hacia los Bengals, los Cowboys tienen previsto elegir a un esquinero en la primera ronda del Draft 2021. Incluso, y si las finanzas del equipo lo permiten, podrían contratar a un esquinero en la agencia libre para tener una presencia veterana en esa posición.

Tercera sanción como profesional para Rashard Robinson

Vale mencionar que Robinson viene arrastrando problemas con drogas desde su etapa universitaria en Louisiana State. Sin embargo, esto se acentuó un poco más ya en su carrera como profesional. Esta ya es la tercera vez que la NFL suspende a Robinson desde su llegada a la liga, y la primera debido al uso de sustancias prohibidas para mejorar el rendimiento deportivo.

La primera suspensión de Rashard Robinson como profesional ocurrió luego de ser arrestado en 2017 por posesión ilegal de marihuana. Tras violar las políticas de la liga respecto al abuso de sustancias ilícitas, la NFL suspendió a Robinson por los cuatro primeros juegos de la temporada 2018. En ese momento el esquinero jugaba para los Jets, quienes decidieron liberarlo en mayo de 2019.

Poco después vendría una segunda suspensión. Robinson violó nuevamente las mencionadas políticas de la liga y se saltó unas pruebas antidrogas obligatorias. Esto derivó a una sanción de diez encuentros sin jugar, lo que le había dejado fuera de acción en toda la campaña 2019.

Tras esta situación, Robinson se había comprometido a enderezar su camino. Dallas fue el equipo que decidió darle una oportunidad en su escuadrón de prácticas. Luego, el devenir de la temporada 2020 le permitió ver algo de acción como titular. Esto pintaba como una nueva historia de redención dentro de los Cowboys, aparte de las vividas por Aldon Smith y Randy Gregory. Sin embargo, esta nueva suspensión del esquinero truncó ese camino.

Aunque esta es la primera suspensión de Rashard Robinson que no tiene que ver con consumo de drogas, ser sancionado por dopaje tampoco le ayuda a limpiar su reputación. Quedará por ver si los Cowboys deciden tomar acciones y prescindir del jugador, lo cual estará condicionado por la falta de profundidad en la posición de esquinero. Sin embargo, mantener a un jugador reincidente en el uso de sustancias prohibidas puede que no sea del gusto de la dirigencia.