Inicio Noticias El duelo ante los Bills y la vuelta de Cole Beasley

El duelo ante los Bills y la vuelta de Cole Beasley

2867
0

Tras la amarga derrota ante los New England Patriots, los Cowboys deben encarar en casa a los Buffalo Bills por la Semana 13. En una edición muy interesante ya que es el día de acción de gracias. Ahora bien, lo que llama la atención de este encuentro no es solo que Dallas está obligado a ganar, sino la vuelta de un antiguo conocido. Estamos hablando del receptor Cole Beasley.

Beasley estuvo en total siete campañas con los Cowboys. En donde logró 319 recepciones y 23 Touchdowns. A pesar de ser un receptor, se maneja mucho mejor como Slotback que abierto y nunca tuvo una gran explosión en los años que estuvo en Dallas. En buena parte, gracias a su posición, a los esquemas y al estilo de juego que tiene el equipo de la estrella solitaria.

Con respecto a su posición, Cole tiene algunas cosas que decir. “Hay una gran falta de respeto en la liga en lo que se refiere a Slotbacks” afirmó Beasley. “Automáticamente nos pagan menos por nuestra posición. Puedes tener a tu receptor prototipo número uno con veinte millones al año y ser el octavo receptor de la liga”.

Otro gran detalle de Beasley son sus dimensiones. Solo mide 1,73 y en muchos casos, inclusive en su etapa universitaria, le recomendaron que se olvidara de la NFL. Claro está, también cambió de posición, siendo Mariscal de campo en la secundaria y pasando a receptor en Southern Methodist.

Sin embargo, esto no le impidió triunfar en la liga. “Cole es un arma divertida”, dijo Scott Linehan, antiguo coordinador ofensivo de Dallas. “Su conocimiento del juego es tan bueno que realmente puede jugar en cualquier posición. Es un receptor sumamente infravalorado, y tiene un radio más grande de lo que creen y sabe cómo sobrevivir en el campo”.

Por otro lado, no lo tomaron en cuenta para el Draft de la NFL de 2012 y con todo y esto, lo firmaron los Dallas Cowboys. Estuvo a punto de abandonar su carrera como jugador profesional ese mismo año. Sin embargo, al volver al campamento de entrenamiento esa campaña, formó parte del roster final de 53 jugadores.

De cualquier manera, es innegable la calidad de Beasley en el campo de juego. Esto es algo que los Bills han sabido aprovechar, a pesar que no ha sido un elemento tan importante en los últimos cuatro juegos. No obstante, al darle el balón, las defensas rivales tienen que cambiar de manera inmediata. Primero que nada, los linebackers no pueden cargar de manera tan seguida ya que Cole llegará a un área que acaban de desocupar. Esto da como resultado menos presión para Josh Allen, QB de Buffalo. Además, mucho más espacio para los corredores y que se manejen mucho mejor en el juego por tierra.

En lo que lleva de temporada con los Bills, tiene 49 recepciones, cuatro Touchdowns y 525 yardas. Va a llegar al AT&T Stadium con tan solo un Touchdown para empatar la máxima cantidad que ha logrado en una temporada. Que ha sido de cinco anotaciones en las temporadas 2015 y 2016.

Igualmente, llegará encendido gracias a este Touchdown de 18 yardas que realizó en la Semana 12 ante los Denver Broncos. A quienes los Bills les ganaron por 20 a 3.

Con un récord de 8-3 y detrás de los Patriots en la AFC Este, Buffalo buscará darle la sorpresa a Dallas. Para Beasley, la importancia de volver a su antigua casa es algo que quiere minimizar en la mayor medida posible. “Es el próximo”, afirmó Cole. “Solo hay que tratar de conseguir esa novena victoria. Me alegra ver a los compañeros con los que jugué. Aparte de eso, espero que ganemos, como cualquier otra semana”.

La verdad no se esperaba que hablara tantas maravillas del encuentro de este jueves. Ha dejado claro en el pasado que no estaba feliz con su rol con los Cowboys. Firmó con Buffalo por cuatro años y 29 millones de dólares para obtener mejores oportunidades, más que en las siete campañas que estuvo en Dallas. Eso ocurrió ante los Broncos este domingo, con seis recepciones, aparte que lo buscaron nueve veces.

Habrá que ver como se va a manejar la ofensiva de los Bills en el AT&T Stadium. Y si en todo caso utilizarán más a Beasley que a cualquier otro receptor, como por ejemplo a John Brown. Lo que si es cierto es que Dallas debe ganar si quiere ir a la postemporada y no pueden permitirse un revés ante el nuevo equipo de Cole.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí