Inicio Noticias Drew Pearson, legendario receptor de Dallas, espera de nuevo la llamada del...

Drew Pearson, legendario receptor de Dallas, espera de nuevo la llamada del Salón de la Fama

8806
0

Tras la terrible decepción que se llevó el año pasado, Drew Pearson aún confía en que su momento llegará. El legendario receptor de los Cowboys entre 1973 y 1983 ha sido uno de los ignorados por el Salón de la Fama de Pro Football. Sin embargo, todo parece indicar que este año finalmente recibirá este gran honor.

De hecho, Pearson tiene mejores posibilidades de ser elegido este año. El ex receptor es el único jugador entre los finalistas senior. Su único rival directo es el ex entrenador Tom Flores, dos veces ganador del Super Bowl con los Raiders en la década de los 80. Y aunque hay muchas campañas nacionales a favor de Flores, lo ocurrido hace un año puede jugar a favor de Pearson.

¿Qué sucedió en 2020? El año pasado, Drew Pearson y Harold Carmichael eran los únicos miembros del equipo ofensivo del equipo All-Decade de la NFL de los años 70, equipo seleccionado por los votantes del Salón de la Fama de Pro Football. Pearson daba por sentado que sería seleccionado en 2020. Por ello, no dudó en invitar a familiares, amigos y medios de comunicación para que fuesen testigos del gran momento.

Sin embargo, las cosas no salieron como se esperaba. Pearson no fue seleccionado mientras que Carmichael, su respaldo en el All-Decade de los 70, si recibió el honor. La decepción y tristeza de Pearson quedó grabada en cámara, y su reacción se volvió viral en las redes sociales. La frase que más impactó fue esta: “Me rompieron el corazón”.

Un año después, Pearson vuelve a ser uno de los favoritos para entrar al Salón de la Fama. Y como es de esperar, el ex receptor de Dallas no querrá pasar por la misma situación dos veces.

Este año, la espera será diferente, sin reunión y sin cámaras. Los nominados viajarán a Tampa Bay, y estarán en un hotel a la espera del anuncio de los seleccionados para entrar este año al Salón de la Fama. Dicho anunció se llevará a cabo el sábado, un día antes del Super Bowl. Ese mismo día, los seleccionados tendrán la cena de las chaquetas doradas. Y, el domingo, presenciarán el esperado juego entre los Bucs y los Chiefs.

A pesar de todo, Drew Pearson se toma la situación con más tranquilidad. “No importa cuando llegue, sigue siendo una gran sensación. Y con suerte podré tener esa sensación cuando suceda”, dijo en una entrevista para The Dallas Morning News. Incluso, el ex receptor se toma la situación con humor. “Si no soy seleccionado, mando todo al infierno y me iré a Cabo”, dijo Pearson.

Drew Pearson, una carrera digna de reconocimiento

Aunque la inclusión de Drew Pearson en el Salón de la Fama de Pro Football ha tardado más de lo esperado, eso no quiere decir que no la merezca. Como mencionamos antes, Pearson es el único jugador ofensivo del equipo All-Decade de los años 70 de la NFL que aún no recibe el gran honor. Y los logros de su carrera hablan por él.

En sus 11 temporadas con los Cowboys, de 1973 a 1983, Pearson ganó el Super Bowl XII. Además, fue seleccionado tres veces para el Pro Bowl y para el primer equipo All-Pro, ambos en 1074, 1976 y 1977. Aparte, fue el líder en recepciones de la NFL en 1977.

Más allá de esto, Drew Pearson pasó a la historia gracias a una jugada en particular: su atrapada tras un “Hail Mary” de Roger Staubach en un juego de ronda divisional entre los Cowboys y los Vikings en 1975. Esta jugada supuso la victoria vaquera en el último segundo. Sin embargo, los fanáticos de Minnesota no guardan buenos recuerdos de ese momento, esto debido a un supuesto empujón de Pearson sobre el esquinero Nate Wright.

De momento, quedará por ver qué decisión toma el comité de selección del Salón de la Fama de Pro Football esta semana. Si finalmente Drew Pearson recibe el reconocimiento, lo veremos este fin de semana en Tampa Bay vistiendo la tradicional chaqueta dorada. Y si no, seguirá esperando la llamada en años siguientes.