Inicio Noticias De la incertidumbre a la consolidación: el camino de Jaylon Smith

De la incertidumbre a la consolidación: el camino de Jaylon Smith

276
0
Jaylon Smith
(Photo credits Matthew Emmons-USA TODAY Sports)

El 1° de enero de 2016 fue el día en el que la carrera como jugador de fútbol americano de Jaylon Smith podría haber terminado incluso antes de empezar. En ese año nuevo, Notre Dame, equipo en el que jugaba Smith, enfrentaba a Ohio State en el Fiesta Bowl. Sin embargo, poco tuvo de festivo ese juego para el linebacker de los Cowboys, ya que en el primer cuarto sufrió una lesión en su rodilla izquierda que puso en duda todo. Sobre ese partido hay que mencionar que el único Buckeye que se acercó a él fue, curiosamente, Ezekiel Elliott.

Smith estaba considerado como uno de los proyectos más importantes y talentosos. De hecho, fue nombrado All-American en ese 2015 y ganó el premio Butkus, distinción otorgada al mejor linebacker de cada nivel (colegial, universitario y profesional). Casualmente, el actual jugador de los Cowboys es sólo el segundo en ganarlo en los dos primeros niveles -2012 y 2015-, tras Manti Te’o.

A pesar de la incertidumbre por su estado físico, Dallas tomó la decisión de apostar fuerte y usó una selección de segunda ronda, la 35 a nivel global, en él. Un factor importante a tener en cuenta es que quien lo operó fue Dan Cooper, el médico de los Cowboys. Así, el draft del 2016 puede ser uno de los más recordados de la franquicia en los últimos tiempos al elegir también a Zeke y a Dak Prescott en esa ocasión.

Aunque quizás algunos todavía duden del físico de Smith, no hay nadie que cuestione su progreso. En el año que fue tomado por Dallas no participó en ningún encuentro por la mencionada lesión de rodilla y en la siguiente campaña jugó en todos los partidos, pero sólo seis de ellos como titular, en reemplazo de los lesionados Sean Lee y Anthony Hitchens.

Sin embargo, la temporada pasada fue la de despegue para Smith: consiguió 121 tackles combinados (82 solo) y cuatro capturas. Así es como el jugador de 24 años, 1,88 m y 111 kg. se ganó definitivamente un lugar entre los iniciales y será un jugador determinante en la defensiva de los Cowboys. Seguramente haya algunos sectores en los que el equipo deba mejorar, pero la dupla de potentes linebackers conformada por Jaylon Smith y Leighton Vander Esch es algo que causará muchas soluciones a Dallas y dolores de cabeza a mariscales de campo y coordinadores ofensivos rivales.