Inicio Noticias De acuerdo con Jerry Jones, las fallas en la ofensiva no son...

De acuerdo con Jerry Jones, las fallas en la ofensiva no son culpa de Dak Prescott

2159
3

Los Dallas Cowboys han vuelto a la senda de la victoria tras ganarle a los Saints en el Mercedes-Benz Superdome por 27 a 17. Junto a esto, está el hecho que el equipo tendrá muchos más días para preparar el encuentro por la semana 14 ante el equipo de Washington. De lograr un resultado positivo en el FedExField, el equipo de la estrella solitaria tendrá un récord de 9-4 y cada vez más cerca del objetivo de postemporada.

Sin embargo, hay una situación que está generando polémicas y se trata de la producción ofensiva vaquera estas últimas semanas. Sin quitarle mérito a la victoria ante New Orleans, mucho del trabajo realmente lo realizó la defensiva. Incluyendo un pick six del tackle defensivo Carlos Watkins en los minutos finales del encuentro.

La verdad es que la producción en juego de pases ha disminuido considerablemente y el principal señalado de todo esto es el Mariscal de campo Dak Prescott. Quien no se ha visto en todo su potencial tras lastimarse la pantorrilla en la jugada final que les daría la victoria contra los Patriots en la semana 6.

Sin embargo, hay alguien en la organización que lo defiende sin ningún problema. Se trata del dueño y gerente general de la franquicia Jerry Jones. A través de 105.3 The Fan el día martes, dejaría unas declaraciones que podrían hacer ruido durante todos estos días.

“Lo que están viendo es que a veces el pase incompleto es porque el receptor, por ejemplo, corrió la ruta dos yardas y se quedó dos yardas más corto. Debería estar al menos dos yardas más allá antes de hacer el corte”, afirmó Jones. “Se puede hacer toda la diferencia en el mundo con respecto a la habilidad para separarse. Esto tiene relación con los otros receptores, y si no eres realmente preciso en la forma en la que se diseñó la jugada en relación con la cantidad de yardas, el juego de pases puede verse totalmente errático. Y esa es una de las respuestas, hay que hacer mejores rutas”.

Sin lugar a dudas, las declaraciones de Jones harán eco si tan solo se comparan los números de Dak Prescott durante las primeras seis semanas de la temporada regular. Hasta el juego contra New England, Dak completó más del 73% de sus pases, promediando 302,2 yardas por encuentro. Durante este período, también consiguió 16 anotaciones y cuatro intercepciones.

Las cosas cambiarían radicalmente tras la semana de descanso. Aún con la molestia en su pantorrilla, Cooper Rush tuvo que cubrirlo en la victoria de Dallas ante Minnesota. Sin embargo, los números de Prescott desde la semana 9 ante los Broncos no han sido precisamente los mejores. En los últimos cinco juegos, el promedio de Dak de pases completos apenas ronda el 65%. Además, tan solo ha logrado siete anotaciones más y ha recibido cuatro intercepciones extra.

Por supuesto, se han generado amplias dudas sobre si realmente Prescott está al 100% tras su lesión de pantorrilla en la semana 6. En su regreso ante Denver tras tres semanas fuera, se vio a un Dak irreconocible completando apenas 19 de 39 pases. Apartando el juego ante los Falcons, Dak se ha visto inestable y fallando muchos pases. Claramente se va a pensar que está lidiando con las consecuencias de la lesión.

Ahora bien, las declaraciones de Jones puede que sienten mal en el vestuario al menos en el corto plazo. Sobre todo porque el cuerpo de receptores de Dallas han tenido un gran desempeño en la liga y ni hablar de los tres titulares. Quizás se podría apartar un poco a Gallup por la lesión que lo mantuvo fuera unas cuantas semanas desde el duelo ante Tampa Bay. Pero CeeDee Lamb y Amari Cooper han estado allí lo más que han podido con excelentes resultados. Para mayor muestra, la tercera serie ofensiva ante los Saints en donde los tres dejaron su respectiva huella para poder anotar casi al final del primer cuarto.

Ya la culpa sea de los pases imprecisos de Dak o los problemas de rutas de los receptores, lo que si es seguro es que deben sacar un resultado positivo ante el equipo de Washington. De no suceder esto, la organización se podría poner en aprietos por culpa de ellos mismos. Y el grupo que si debe dar un golpe sobre la mesa en el FedExField es el ofensivo. Esperemos que así sea y que los Cowboys sigan avanzando sin problemas a los playoffs.

3 COMENTARIOS

  1. Estoy de acuerdo con el punto de vista de Carlos E. La verdad el mal de Dallas se llama Jerry Jones. No debería estar declarando estas cosas, porque deja entredicho las versiones que puedan dar los couches. Les resta responsabilidad y ni modo de salir a la conferencia de prensa a desmentir a su jefe. En fin, sinceramente creo que mientras esté JJ se siga metiendo en las decisiones que le tocan al couch o haciéndola de dueño, jefe, gerente, etc… Dallas difícilmente dará el paso para ser un equipo de élite.

  2. Jajajajajajaja… el dueño es el cáncer del equipo, por supuesto que va a defenderlo, después de la estupidez/grosería de contrato que le dió sería demostrar su ENORME ERROR, pero cargarle la responsabilidad a los receptores después de lo que han hecho (como ya mencionaste) es una verdadera falta de respeto y estupidez (ellos son los que se arriesgan a una lesión o peor con los pésimos pases que manda el supuesto QB), que por lo visto le sobra… independientemente de el poco talento de Prescott y lo pésimo que ha jugado en los últimos encuentros, de las pésimas jugadas que manda Moore, etc. al final el mayor problema va a ser él, un dueño narcisista e imbécil del cual independientemente de lo que suceda en el equipo (ganen, pierdan o lo destruya) con que sea el “foco de atención” lo demás le importa poco.

Comments are closed.