Inicio Noticias Dallas tendrá una dura prueba ante el juego por tierra de los...

Dallas tendrá una dura prueba ante el juego por tierra de los 49ers, pero tienen otra ventaja bajo la manga

1304
0
(Photo credit: dallascowboys.com)

Si bien es cierto que la defensiva de los Cowboys ha sido de las mejores que se ha visto en años, también hay que tomar en cuenta el hecho que el primer rival en la postemporada tiene una gran ventaja. Se trata del juego por tierra de San Francisco, el cual manejó muy buenas estadísticas durante la temporada regular.

Revisando los números, el equipo de la NFC Oeste cuenta con 2166 yardas y 22 anotaciones por acarreos en esta temporada regular que acaba de terminar. Por lo tanto, puede llegar a ser un dolor de cabeza para los Dallas Cowboys si los 49ers se proponen a mover las cadenas en el juego terrestre.

De hecho, los Vaqueros permitieron esta temporada un total de 1918 yardas, promediando 4,5 de ellas por acción. De entre todos los equipos de la NFC que lograron acceder a los playoffs, los Cowboys son el sexto en esta estadística. Tan solo los Cardinals están por debajo, permitiendo 1952 yardas y un promedio de 4,6 por acarreo.

Igualmente, hay que tomar en consideración que Dallas ocupa el número 16 en toda la liga en lo que respecta a la defensiva del juego por tierra rival. Lo que preocupa un poco de esta situación no son los números en sí, ya que distan mucho del desastre que significó la defensiva vaquera en la temporada 2020. Sino que realmente se vieron las caras con tan solo un corredor de élite de la liga. Logrando tener un trabajo razonable ante Dalvin Cook de Minnesota. En esa oportunidad, el corredor rival lograría 78 yardas en 18 acarreos. Con el equipo sacando una victoria a pesar que el Mariscal titular en esa oportunidad fue Cooper Rush.

De cualquier manera, el equipo de la estrella solitaria debe estar atento a los detalles, ya que se vieron muchas falencias en el duelo de la semana 18 ante los Eagles. En total, los rivales de la NFC Este lograron 149 yardas en 33 acarreos. De los cuales 25 de ellos fueron de parte del novato Kenneth Gainwell y el elemento del escuadrón de práctica Jason Huntley. Bien se podría afirmar que la ausencia de Micah Parsons influyó un poco. Pero el equipo no debe permitir una situación en donde el juego por tierra rival se les salga de las manos en la postemporada. Después de todo, puede ser la clave del éxito de los 49ers este domingo.

Por otro lado, si hay una gran ventaja que tienen los Dallas Cowboys en este momento, tiene que ver con la producción de los equipos especiales. Un grupo que se veía totalmente ignorado hasta la llegada del coordinador John Fassel en la temporada pasada. Es cierto que la temporada 2020 realmente no sirve como referencia para la producción vaquera, pero fue la primera campaña para encaminar a los equipos especiales a algo de gran valor.

En consecuencia, eso se ha visto en los números que maneja el grupo en diversas situaciones. Los equipos especiales vaqueros se colocan en el sexto lugar de la liga en lo que respecta a retornos de patadas de kickoff. Pero eso no es todo, ocupan el primer lugar en patadas de despeje y coberturas. En resumen, los Vaqueros arrancan con una muy buena posición en el campo una vez que los rivales anotan. Pero si sus series ofensivas fallan, hacen que los oponentes tengan que recorrer largas distancias para intentar llegar a la zona de anotación.

Esto puede representar una gran ventaja para el duelo de este domingo en el AT&T Stadium. Después de todo, el equipo cuenta con el pateador de despeje que será parte del Pro Bowl, Bryan Anger. Igualmente, tienen a C.J. Goodwin, quien es un gran referente en coberturas para el grupo, así como los grandes retornos de jugadores de primera línea como son los casos de CeeDee Lamb y Tony Pollard.

Además, tampoco hay que dejar de lado que esta es una unidad que puede buscar anotar. Tal como sucedió por ejemplo ante el equipo de Washington. En donde un bloqueo de un punt de Corey Clement terminó en una anotación de Chauncey Golston para los Vaqueros. Este tipo de situaciones no suceden tan a menudo, pero si es una posibilidad que Dallas también pueda explotar, bienvenida sea.

Quizás el único detalle en contra tenga que ver con la inconsistencia del pateador Greg Zuerlein. Pero si puede hacer su trabajo sin problemas este fin de semana, no habría ningún detalle en la unidad por lo cual preocuparse.

Los Cowboys saben que tendrán delante de ellos un equipo con un montón de debilidades. Pero que saben manejar muy bien su juego por tierra y eso les puede jugar en contra. Asimismo, si los equipos especiales hacen su labor y no permiten que el contrario los neutralice, el equipo de América tendría una clara ventaja para llevarse el encuentro. Todo será cuestión de un gran esfuerzo en conjunto para llevarse el resultado.