Inicio Noticias Dak Prescott ha vuelto y estará listo para encarar a los Buccaneers

Dak Prescott ha vuelto y estará listo para encarar a los Buccaneers

1065
0

Uno de los tópicos de mayor preocupación ya para el final de la pretemporada era saber si Dak Prescott realmente estaría listo para enfrentar a Tampa Bay el nueve de septiembre. Después de todo, volvió de una fractura compuesta en su tobillo derecho y durante las actividades organizadas se comenzó a ver su recuperación.

Sin embargo, para finales de julio durante el campamento de entrenamiento en Oxnard, el jugador se quejó de unas molestias en su brazo de lanzar y terminó siendo algo mayor de lo que se esperaba. Tras una resonancia magnética, se determinó que tenía una lesión en su hombro derecho.

Durante el comienzo de la misma, se esperaba que Dak estuviera listo para lanzar tras dos, tres prácticas. Cosa que eventualmente no sucedió, ya que la molestia se extendió por todo el campamento en California e inclusive en las actividades en el Ford Center. Durante su primera etapa, se consultó con los Texas Rangers y los New York Yankees de la MLB. El consejo fue muy claro, había que dejar que el jugador descansara su brazo. Ya que esta es una lesión muy habitual para los lanzadores en el béisbol.

Sin embargo, Prescott estuvo trabajando junto al entrenador de rehabilitación Britt Brown. En primeras instancias, estuvo calentando con pases cortos con su brazo izquierdo. Aparte de trabajo de pies y de condicionamiento, todo con el fin que el jugador no perdiera ritmo de juego cuando tuviera que salir.

El Mariscal de campo de los Cowboys ha logrado recuperarse de su molestia en el hombro. Y a pesar que no jugó ni un solo snap durante la pretemporada, está listo para el reto que representa enfrentar en el Raymond James Stadium a los Buccaneers.

“Estoy emocionado de haber superado todo esto”, afirmó el QB. “No pienso en el tiempo que he perdido. Me estaba riendo el otro día con un compañero de equipo sobre el momento en que sucedió. Estoy emocionado de volver al fútbol americano”.

Sin lugar a dudas, todas las esperanzas estaban puestas en la recuperación de Prescott y que saliera al campo contra el equipo de la NFC Sur. Después de todo, los Mariscales de respaldo vaqueros no dieron precisamente la talla y el único que quedó con un puesto en el roster fue Cooper Rush. En las últimas horas, los Cowboys se hicieron con los servicios de Will Grier. Quien junto a Rush, compartirá labores de Mariscal de respaldo.

Claro está, a pesar que no hay dudas de las habilidades de Prescott, hay que destacar que tiene casi 11 meses sin jugar un encuentro de manera oficial. Esto podría jugarle en contra, a pesar que el cuerpo técnico ve con buenos ojos sus cualidades. Además, durante los entrenamientos de cara al primer encuentro de la temporada regular, Prescott se ve como si nada.

El día viernes, el Mariscal declaró ante los medios detalles sumamente positivos sobre su rendimiento. “Definitivamente estoy listo”,  comentó el jugador. “Estoy emocionado, ya que puse mucho trabajo para llegar a este punto. Ya sea hace meses, rehabilitándome el tobillo, hasta las últimas semanas trabajando con los pies mientras dejaba reposar mi brazo. Le puse mucho empeño a esto, así que estoy emocionado de salir y participar en el juego completo. Solo quiero estar ahí afuera con mis hermanos y poder hacer algo que amo”.

Otro de los aspectos significativos de Dak es que sabe comunicarse con su ofensiva. Conoce a los receptores, alas cerradas y los corredores. Junto a esto, las rutas que pueden ejecutar cada uno de ellos. El ejemplo perfecto es CeeDee Lamb, con quien solo compartió cuatro juegos y un poco más en 2020. Sin embargo, el compartir tiempo en las actividades y los entrenamientos, ha creado mayor comunicación y ya cada quien sabe lo que tiene que hacer.

Igualmente, puede entenderse con el equipo de manera no verbal, leer movimientos sutiles de la defensiva rival y adivinar lo que puedan hacer. En resumen, Prescott ya está listo para lo que se viene y piensa llevar a la ofensiva a un nivel superlativo con sus habilidades. Ese es el objetivo principal, que los Cowboys puedan volver a la postemporada y vaya que hace falta que eso suceda. Pero para ello, se espera que Dak se mantenga saludable, así como los elementos de la línea ofensiva. Y por supuesto, que la defensiva tenga una mejor faceta que la del año pasado.

Ya veremos como se va a desarrollar el encuentro, la buena noticia es que Dak saltará al campo y con ello hay altas expectativas que se pueda ganar el juego. Es un líder nato en el vestuario y nadie puede dudar de eso.