Inicio Noticias Dak está preparado para el fin de semana y la presión del...

Dak está preparado para el fin de semana y la presión del duelo ante San Francisco

3583
0

Si hay un jugador en los Dallas Cowboys que siempre será el centro de atención así no quiera, ese es Dak Prescott. En una temporada en donde los Vaqueros han podido acceder a la postemporada después de tres años de ausencia, aún se ven algunas falencias en el rendimiento. Sobre todo en los aspectos ofensivos, en donde muchas personas afirman que Dak no tiene lo necesario para llevar al equipo al Super Bowl. Ante todo esto, se podría afirmar que es uno de los Mariscales que está en los playoffs con mayor presión sobre su rendimiento.

“No sé por qué las personas hablan de la palabra presión como si fuera algo malo”, comentó Dak Prescott el día jueves. “Pienso que crea altas expectativas y en consecuencia crea grandes resultados. Con respecto a mi persona, se trata de quién soy y me mantengo fiel a eso. Me preparo de la misma forma, confío en las personas a mi alrededor, en las llamadas de las jugadas, mi preparación, salgo al juego que amo sin ningún tipo de dudas”.

Mucha de esta “presión” hacia Prescott tiene que ver con algunos altibajos en su producción tras la semana de descanso de los Cowboys. De hecho, a pesar que el equipo de América ganó todos sus duelos en el mes de diciembre, muchas de estas victorias terminaron con crédito de la labor defensiva. Mientras que la ofensiva vaquera se vio espectacular en el segundo duelo contra Washington por 56 a 14. Para luego tener otro revés ante Arizona en la semana 17 por 25 a 22. La cual tuvo graves consecuencias en su posicionamiento en la NFC.

De cualquier forma, Prescott y el equipo se mantienen motivados tras derrotar a los Eagles por 51 a 26 en el Lincoln Financial Field. Si bien es cierto que los rivales de la NFC Este utilizaron a muchos elementos de reserva, ha sido una victoria que le da a los Cowboys la motivación suficiente para verse las caras con los 49ers. Además, independientemente de la manera en que se lograron los resultados, Dallas terminó su última tanda de encuentros con cinco victorias en seis salidas. Con un Prescott logrando 1517 yardas, quince anotaciones y tan solo tres intercepciones en ese período de tiempo.

Con respecto al duelo, Dak tiene sus prioridades muy claras para el encuentro del fin de semana ante San Francisco y no está muy atento a las críticas externas que pueda tener el grupo.

“No nos importa lo que las personas crean fuera de estos muros, ya sea algo bueno o no”, dijo Prescott a los periodistas. “Estamos emocionados por el partido. Va a ser una pelea de perros, una guerra. Estamos listos para eso”.

Igualmente, con tan solo tres juegos de postemporada en su carrera, Prescott sabe que la atmósfera es distinta una vez que los equipos entran en esta etapa de la competencia. Cualquier error se puede pagar caro y la intención es seguir avanzando y llegar al Super Bowl. Que en esta edición, será el 13 de febrero en el SoFi Stadium. “Estoy emocionado. Una cosa que no se puede repetir es el fútbol americano de postemporada, especialmente en el AT&T Stadium, después de haber jugado dos encuentros de ellos aquí”, comentó Prescott. “Puedes sentir la atmósfera en los calentamientos, desde el momento en que te presentas en el juego. Es algo que puedes sentirlo”.

Este juego tiene muchas implicaciones de carácter histórico para ambas franquicias. Es la primera vez que se vuelven a ver las caras en los playoffs en 27 años. Y hay que tomar en consideración que durante la primera parte de la década de los 90, los Cowboys lideraron en la NFL con una de las mejores dinastías de su historia. Sin embargo, ese último choque el 15 de enero de 1995 terminó con victoria para los 49ers por 38 a 28 en el duelo de campeonato de la NFC. Eventualmente los de California se quedarían con el Super Bowl XXIX venciendo a los Chargers por 49 a 26. Pero al año siguiente, la edición XXX del evento se la quedaría Dallas en 1996.

Así que en líneas generales, Prescott y el resto del equipo están listos para este gran duelo. Después de todo, saben que tienen una gran tarea tras la excelente campaña que han realizado. Pero nada de eso significará algo si no logran superar las pruebas más complicadas. La primera de ellas será ante los 49ers, pero el objetivo es seguir avanzando y llegar a California para pelear el trofeo Vince Lombardi en febrero. Por lo tanto, ya no hay más excusas, todo se trata de ganar.