Inicio Noticias ¿Cuál sería el escenario si Dallas gana la NFC Este?

¿Cuál sería el escenario si Dallas gana la NFC Este?

6816
0

Mucho se hablaba hace unas semanas que con el récord de los Cowboys, lo mejor era seguir perdiendo para obtener un pick alto en el Draft de 2021. Sin embargo, la división como un todo se ha visto totalmente golpeada. Y el escenario cambió radicalmente en la semana de descanso de Dallas, cuando los Giants le ganaron a los Eagles. En ese momento, tan solo dos equipos tenían tres victorias en la división. Ahora este fin de semana, tanto el equipo de Washington como los Cowboys han ganado y ahora todos mantienen un récord de 3-7. A excepción de los de Philadelphia quienes ostentan un récord de 3-6-1 gracias a ese empate ante los Bengals por la Semana 3.

Ahora bien, algo que hay que retratar es el gran nivel que los Cowboys mostraron ante Minnesota este fin de semana. Ciertamente, ha sido el mejor encuentro de la temporada para el equipo. En una campaña sin juegos de pretemporada, con un nuevo cuerpo técnico, además de una gran cantidad de lesiones y probando diferentes jugadores en varias posiciones con muy pobres resultados.

Asimismo, hay que tomar en consideración que el equipo perdió en la semana 5 al líder de su vestuario, el Mariscal de campo Dak Prescott. Con el nivel que mostró el equipo ante los Vikings, inclusive ante los Steelers, quizás la organización tendría mejores resultados en este momento. Ahora bien, también hay que ver que con Prescott en el campo los resultados no eran precisamente favorables. El equipo terminó con un récord de 2-3 tras su salida abrupta en el juego contra los Giants.

Así que no estamos hablando solamente que Prescott podía salvar él solo al equipo. La defensiva era pésima, permitiendo yardas tanto por aire como por tierra. Y la ofensiva estuvo entregando varias veces el balón a los rivales. En conclusión, este equipo no dependía solamente de su Mariscal de campo, habían un montón de ajustes que se tenían que hacer.

Si Dallas logra ganar el resto de encuentros que tiene en su calendario, estamos hablando de un récord de 9-7 que los podría colocar en postemporada. Es más, con un récord de 8-8 e inclusive un 7-9 podrían acceder, pero eso va a depender del resto de rivales de la división.

Por el momento, toda esta teoría de perder para obtener una selección alta en el Draft se ha ido por el caño y todo parece indicar que los Cowboys quieren la división. Y eso está muy bien, de nada sirve una selección entre las primeras cinco de 2021 si el equipo sigue jugando mediocre. La intención también es ver como se manejan los novatos del Draft de este año, así como todos los elementos que terminan contrato y ver si tienen lo que es necesario para mantenerse en la franquicia.

De hecho, hablando del tema del Draft, hay que tomar en cuenta ciertos factores. Como por ejemplo el hecho que un jugador que se supone terminará entre los primeros seleccionados, puede bajar drásticamente. El ejemplo perfecto este año ha sido CeeDee Lamb, el cual terminó con Dallas en la selección número 17. Es sumamente extraño pensar en el hecho que ninguno de los otros 16 equipos no tomaran en cuenta al prospecto de Oklahoma. No obstante, son situaciones que se dan. Las organizaciones deciden lo que necesitan para mejorar las posiciones y los Cowboys seleccionaron un elemento para mejorar en la ofensiva. Para bien o para mal, el joven ha rendido sus frutos. Y no es que Dallas lo obtuvo en la selección cuatro o cinco, fue en la 17.

Como ya se ha comentado, es mejor tener un equipo ganador que luche, que un perdedor que se conforme. Tras la vuelta de Prescott en algún punto de los primeros meses de 2021, tiene que haber un equipo competitivo que sepa dar la cara ante rivales de envergadura.

Y si bien es cierto que algunos afirman que de nada sirve ir a la postemporada, hay que pensar esa afirmación dos veces. Porque analizando bien las cosas, si el equipo se mantiene en una senda de victorias y jugando bien, será un rival a temer en los playoffs. Además, contarán con el hecho que el primer juego sería en casa. Lo que le daría un impulso a los jugadores nuevos de la franquicia y crearía una mentalidad ganadora que independientemente del resultado, los colocaría en posición de realizar mayores logros en el futuro.

De cualquier manera, estas solo son hipótesis. Con todo lo que ha pasado este año no sería descabellado pensar que los Cowboys podrían llegar al Super Bowl. Jugando de menos a más, no es la primera vez que se ha visto algo así, y menos en la NFL. No hay que olvidarse de la temporada 2011 de los New York Giants.

En palabras del periodista Skip Bayless, hace tiempo que quizás muchos fanáticos no se sentían así. Vencer a un equipo con aspiraciones de postemporada y con la autoridad con la que lo hicieron. Se espera que mantengan esta actitud ante el equipo de Washington este jueves, y quedar parcialmente como líderes de la división y derrotando a un rival directo. Los Cowboys tienen todo a disposición para ir a la postemporada, solo deben poner de su parte.