Inicio NFL Draft Cómo los Cowboys podrían seleccionar a un WR en las primeras rondas...

Cómo los Cowboys podrían seleccionar a un WR en las primeras rondas del draft (Parte 1)

4499
0
(Photo/Vasha Hunt)

A primera vista pareciera algo imposible y sumamente innecesario. Los Cowboys fueron uno de los equipos más dominantes a la ofensiva el año pasado, y teniendo en cuenta que lograron retener a sus principales jugadores en ataque, la próxima temporada no debería por qué ser distinta.

Además, con la partida de Byron Jones y con múltiples defensivos llegando al final de su contrato en el 2021, sería lógico pensar que Dallas utilizara sus elecciones de primera y segunda ronda en defensivos de élite.

Sin embargo, las opciones disponibles no son muchas, y las pocas que valdrían la pena, para el momento que le toque seleccionar al conjunto vaquero puede que ya no estén disponibles.

En ese caso, los Cowboys podrían dejar a un lado su verdadera necesidad (por lo menos en las dos primeras elecciones ya que eventualmente deben abordar en el draft sus problemas defensivos) y apostar por la lógica del “mejor jugador disponible”.

Y cuando hablamos de mejores jugadores entrantes al draft 2020, indiscutiblemente se debe hablar de los receptores abiertos.

La posición de WR está plagada de talento en esta clase 2020. Analistas afirman que es la clase más profunda y variada en la posición de todos los tiempos; que de tres a seis receptores abiertos pueden ser seleccionados en la primera ronda e incluso puede haber un nuevo récord de selección de receptores en total.

Ahora bien, hablando específicamente de la selección de primera ronda, y teniendo en cuentan las necesidades de los 16 equipos que seleccionan antes de los Cowboys, existen tres receptores abiertos de élite, de los cuales, por lo menos uno debería estar disponible para la selección 17: Henry Ruggs III, Ceedee Lamb, Jerry Jeudy.

Según expertos, la primera ronda del draft podría ir algo así:

  • Hay un montón de equipos que necesitan un tacle ofensivo y hay por lo menos cuatro que podrían ser seleccionados en las primeras 16 selecciones.
  • El mariscal de campo es siempre una necesidad de primera ronda, y con Joe Burrow, Tua Tagavoila, Justin Herbert, y Jordan Love, existe una alta posibilidad de que sean seleccionados en las primeras 16 selecciones.
  • Encontrar jugadores que puedan cubrir es un gran reto. Por eso Jeffrey Okudah sea muy probablemente una de las tres primeras selecciones. En muchos mock drafts, C.J. Henderson ya ha sido seleccionado para cuando le llegue el turno a los Cowboys. Si los equipos sienten la necesidad de reclutar a un cornerback temprano, Kristian Fulton y Trevon Diggs podrían ser seleccionados también en el top 16.
  • Parece inevitable que Derrick Brown, el tacle defensivo de Auburn, quede fuera de las primeras 10 selecciones, al igual que Javon Kinlaw. Son dos máquinas tanto en el juego aéreo como terrestre, y fácilmente podrían ser seleccionados en el top 16.
  • Xavier McKinney de Alabama también tiene la oportunidad de irse en las primeras 16 elecciones. Es un safety, como lo denominarían en el béisbol, “utility”, que a cualquier equipo le gustaría tener.
  • Chase Young, denominado simple y llanamente como el mejor jugador de este draft, muy seguramente ocupe la selección dos global y se vaya a Washington.

De esta manera, los Cowboys podrían tener la posibilidad de reclutar a uno de los tres receptores abiertos anteriormente mencionados.

Aunque dadas las necesidades de Dallas en el lado defensivo del ovoide, esto podría ser considerado como un lujo innecesario, más teniendo en cuenta que sus dos receptores principales (Gallup y Cooper) superaron las 1.000 yardas aéreas cada uno.

Aunque si a estos dos jugadores se le añade un nombre como Ruggs, Lamb o Jeudy, junto a Dak Prescott, Ezekiel Elliott y Blake Jarwin, esta podría ser fácilmente la ofensiva más poderosa de la liga.

 

Henry Ruggs III

El jugador que destaca entre los demás receptores por su velocidad, además, posee manos rápidas y seguras que lo convierten en una amenaza constante.

Bajo la tutela de un jugador como Cooper, Ruggs podría aprender muchísimo en la corrida de rutas y convertirse en un jugador de clase mundial.

Además, es el más probable de los tres en no ser seleccionado en las primeras 16 selecciones.

 

Ceedee Lamb

Receptor de Oklahoma explosivo, la mayor máquina de producir puntos en los últimos tres años en la NFL. Lamb utiliza su velocidad y rapidez de separación para dominar a los defensivos.

Sus rutas tendrán que ser más eficientes y nítidas para vencer la cobertura hombre a hombre contra defensivos en la NFL quienes son mucho más fuertes y rápidos, y al igual que en el caso de Ruggs, es allí donde entraría la experiencia en esto de Cooper a ayudar.

Jerry Jeudy

El menos probable que esté disponible para el turno de los Cowboys en el puesto 17.

Jeudy, compañero de Ruggs en Alabama, es catalogado como el mejor receptor de la clase 2020, aunque no por mucho encima de Lamb.

Es una mezcla de velocidad con rutas pulsantes y demoledoras, capaz de doblegar inclusive a los mejores defensivos secundarios. Debe mejorar un poco su habilidad con las manos, más teniendo en cuenta que en la NFL el nivel sube drásticamente. Sin embargo, es el receptor más completo de los ya mencionados.