Inicio Noticias Cinco claves del Eagles-Cowboys de la semana 8

Cinco claves del Eagles-Cowboys de la semana 8

2183
0

Un nuevo juego divisional tendrá lugar el domingo por la noche. Lo que se esperaba que fuera una contienda de gran vuelo antes de iniciar la temporada seguramente posea un nivel más bajo por el presente de ambos. Sin embargo, la rivalidad histórica existente le da un valor adicional a este SNF. La recompensa será a su vez liderar la NFC Este.

La línea ofensiva de los Cowboys

Los frontales defensivos de los Eagles son la fortaleza del equipo. No son simplemente el punto más fuerte de esa unidad, sino que son el grupo más completo del roster. Brandon Graham está tercero en la NFL con seis capturas. Dereck Barnett y Josh Sweat se combinan para 6.5 sacks. Fletcher Cox es un tackle defensivo con mucha capacidad para presionar al quarterback con efectividad.

Por todo esto es que se espera un constante ataque a cualquiera que sea el quarterback. Hasta aquí no está confirmado quién será el pasador, aunque lo más probable es que Ben DiNucci reemplace a Andy Dalton. Lo único que hará eso es que Philadelphia sea incluso más agresivo al enfrentar a un novato. La línea ofensiva tendrá entonces un valor clave. Si no logran darle confianza a DiNucci será imposible que Dallas pueda conseguir un triunfo.

Contener a Carson Wentz

No hay nadie que haya lanzado más intercepciones que el QB de los Eagles. Con diez lidera a la liga en un inicio de temporada muy malo en esa faceta. En el Thursday Night Football reciente tuvo un pick inexplicable para alguien que firmó un contrato de más de 100 millones de dólares. Aunque ese caos en el que entra por momentos da la sensación de quedar a un lado cuando los juegos llegan a su definición.

El triunfo frente a los Giants es un ejemplo muy claro. Allí completó 5/7 pases para un total de 121 yardas y dos anotaciones en las dos series ofensivas finales. Su capacidad de improvisar muchas veces le permite salir de la bolsa de protección para evitar capturas. Si bien puede cometer errores, suele ser bastante peligroso. La línea defensiva deberá intentar presionarlo sin dejarlo salir por los costados. Cuando está obligado a lanzar puede ser bastante errático.

Los corredores de los Eagles

La incertidumbre que existe en los Cowboys con su QB es la misma que en el puesto de running back de Philadelphia. Sin embargo, la importancia es obviamente diferente. A día de hoy aún no se sabe si Miles Sanders podrá ser el titular en el Sunday Night Football. El RB todavía no pudo practicar normalmente, por lo que está en duda su presencia. Pero no habrá tanta preocupación en la ofensiva si Sanders no puede estar.

Boston Scott tuvo un muy buen rendimiento como titular en el último juego. Scott consiguió la anotación ganadora frente a los Giants con menos de un minuto restante. SI bien sus yardas terrestres fueron apenas 46, lo más destacado fue su recepción de 18 yardas en las diagonales. Washington consiguió 208 yardas por tierra a pesar de que promediaba 82.2. Por eso es que si la defensiva no puede frenar los ataques terrestres, no habrá nada que detenga a los Eagles.

CeeDee Lamb

El novato bajó su nivel en la última presentación. Lógicamente él está muy lejos de ser responsable del desastroso rendimiento del equipo. Simplemente fue un mal juego el que tuvo en Washington, donde dejó caer varios pases fáciles. Eso derivó en que finalizara sin atrapadas en cinco targets. Aunque esta vez podría ser el factor clave que le dé algo de esperanza a los Cowboys.

Una cuestión que lo hacía superior al resto de los wide receivers de su clase es su habilidad de generar yardas después de la recepción. Ningún WR en todo el draft estaba a su altura en ese área. Este domingo será vital que recupere la confianza para repetir su estelar inicio. Ante la inestable situación del quarterback, seguramente Kellen Moore apostará mucho por envíos sencillos que permitan este tipo de avances.

Travis Fulgham

El receptor abierto estaba en el equipo de prácticas un día antes del SNF de la semana 4 en San Francisco. Sin embargo, aprovechó su oportunidad de manera sorprendente y se convirtió en un arma fundamental en el ataque aéreo. La conexión que consiguió con Wentz en muy poco tiempo le dio sus frutos a la ofensiva.

Fulgham acumula 357 yardas en apenas cuatro juegos, con tres recepciones de anotación. El WR se mostró además como una herramienta muy confiable que puede conseguir avances muy interesantes. Este es el jugador en el que deberá enfocarse la defensiva secundaria. No puede permitirse otro touchdown de 50+ yardas, por lo que la atención será decisiva.