Inicio Campo de Entrenamiento Calificando todas las contrataciones de UDFA’s de los Cowboys y adentrándonos en...

Calificando todas las contrataciones de UDFA’s de los Cowboys y adentrándonos en cuál de ellos podría tener un impacto inmediato

2134
0

Antes de iniciar, debemos dejar este concepto claro, y es que los UDFA’s (Undrafted Free Agents) son todos aquellos agentes libres que no formaron parte del draft, pero que posteriormente recibirían un contrato por parte de un equipo de la NFL.

Ahora bien, analistas deportivos del sitio web Bleacher Report se tomaron la tarea de calificar a todos los equipos de la NFL con respecto a sus UDFA’s firmados, y los Cowboys lideran esta lista con la mayor nota posible: A+.

Así que a continuación repasaremos a todos los UDFA’s firmados por los Cowboys, y le daremos especial atención a uno, quien muy posiblemente sea el que tenga el impacto más inmediato en el róster de los Cowboys.

El total de agentes libres no reclutados que firmó el equipo fueron 15, y son los siguientes:

RB: Darius Anderson, TCU; Sewo Olonilua, TCU; Rico Dowdle, South Carolina.

WR: Aaron Parker, Rhode Island; Stephen Guidry, Mississippi State; Kendrick Rogers, Texas A&M.

TE: Sean McKeon, Michigan; Charlie Taumoepeau, Portland State.

OT: Terence Steele, Texas Tech.

LB: Francis Bernard, Utah; Azur Kamara, Kansas.

DE: Ladarius Hamilton, North Texas; Ron’Dell Carter, James Madison.

S: Luther Kirk, Illinois State.

DT: Garrett Marino

 

En el mercado de UDFA’s los Cowboys consiguieron una cantidad de talento sorprendente, que incluso no le tendría nada que envidiar a la clase completa de draft de cualquier otro equipo de la NFL.

En la posición de corredor se hicieron con los servicios de tres jugadores muy talentosos, aunque muy seguramente sean dos de ellos los que se disputen el puesto detrás de Zeke y Pollard, estos son Darius Anderson y Sewo Olonilua. La característica principal de Anderson es su explosividad, mientras que Olonilua se caracteriza por su habilidad de evadir tacleadas.

El producto de la Universidad de Portland State, Charlie Taumoepeau, puede sin duda echar una mano ocasional en la posición de ala cerrada, pero este también se puede desempeñar como fullback, tal cual lo hizo en el Senior Bowl.

Aunque el cuerpo de receptores del equipo se encuentra ya definido, Stephen Guidry, Aaron Parker y Kendrick Rogers traen a la mesa algo distinto: los tres son receptores de gran tamaño (1.90m/91kg; 1.88m/95kg; y 1.93m/94kg respectivamente) y pueden complementar a Lamb, Cooper y Gallup quienes son mucho más pequeños.

Terence Steele de Texas Tech es un tackle con muchísimo potencial físico, que con un poco de trabajo en su técnica, podría respaldar a Tyron Smith o La’el Collins sin problemas.

Francis Bernard se convirtió en uno de los mejores tres tackleadores en dos programas distintos (BYU y Utah).

Azur Kamara es un pass rusher con envidiables características físicas, mientras que Ladarius Hamilton y Garrett Marino son especialistas en deshacerse de los bloqueos del rival.

Y es este último jugador en quien nos queremos adentrar como el más posible a destacar de entre todos los anteriormente mencionados.

Marino fue más que dominante como tackle defensivo durante su carrera universitaria, logrando incluso conseguir 8 capturas de mariscal, un número sorprendente para un jugador cuya responsabilidad principal no es capturar al mariscal.

El nativo sel sur de California posee grandes habilidades de atleticismo y agilidad con las que logra llegar al mariscal la mayoría de las veces que se lo propone, pero también sabe utilizar dicho atleticismo junto con su fuerza, para detener el ataque terrestre del rival.

Parecía un hombre adulto jugando entre niños en la Conferencia USA, aunque esto en gran parte debido a que así era. Marino será un novato de 26 años de edad para cuando la temporada llegue a nosotros el próximo otoño, lo cual, junto con su baja estatura, es una señal preocupante para su carrera en la NFL.

No obstante, aunque su edad, tamaño y falta de experiencia puedan hacerle su camino a la NFL un poco más dificultoso, Marino es sin duda uno de esos tipos que no acepta un no como respuesta y que peleará hasta el último segundo por hacerse con un puesto en el róster de 53 hombres de los Cowboys.

Si este logra llevar a los campos de entrenamiento lo que hizo a nivel universitario, sin duda va a ser parte del equipo cuando llegue la temporada regular, y muy probablemente tenga el mayor impacto de entre toda esta clase 2020 de UDFA’s.