Inicio Noticias Analizando la temporada 2020 de los Cowboys: mariscales de campo

Analizando la temporada 2020 de los Cowboys: mariscales de campo

3251
0

Habitualmente esta sección debería contar con un solo jugador o quizás dos si existiera algún inconveniente físico. Los últimos cuatro años de hecho tuvieron a un único protagonista porque el quarterback titular no se había perdido ningún juego desde que fue drafteado en la cuarta ronda en 2016. Sin embargo, eso cambió por una desafortunada lesión. Aunque la sucesión de eventos problemáticos obligó a que haya cuatro nombres en esta lista.

Dak Prescott

El inicio de la temporada vio al QB titular en camino a una producción estadística histórica. Empujado por la obligación de tener que remontar marcadores muy adversos, la ofensiva sacó a relucir todo su potencial. Allí es donde se pudo ver la faceta de Prescott cargándose el equipo en sus hombros para buscar triunfos.

En los casi cinco juegos que estuvo en cancha acumuló 1.856 yardas por aire. Esas 371.8 yardas que promediaba eran el valor más alto de la NFL por un amplio margen. Incluso después de haberse lesionado siguió liderando la tabla de yardas por la gran cifra que había acumulado. Los cuatro duelos que pudo completar vieron a Dallas consiguiendo 31.6 puntos en promedio.

Los dos mejores rendimientos de Prescott llegaron en el AT&T Stadium en tardes no aptas para cardíacos. El inolvidable triunfo frente a los Falcons que finalizó con un gol de campo tras una patada corta recuperada tuvo al QB en una jornada fantástica. En esa ocasión lanzó para 450 yardas, con un pase de anotación y tres touchdowns por tierra.

En la semana 4 los Cowboys casi logran otro milagroso regreso. Si bien los Browns sellarían su victoria con una escapada de 50 yardas de Odell Beckham Jr., la ofensiva estuvo muy cerca de remontar una desventaja de 27 puntos en el último cuarto. Dak totalizó 502 yardas por aire, con cuatro anotaciones y apenas una intercepción.

Pero todo terminó una semana más tarde en un ajustado triunfo ante los Giants. Era 1ro y 10 en territorio neoyorquino cuando Prescott corrió con el balón en una jugada diseñada para eso. El QB quiso ganar más yardas chocando con Logan Ryan, aunque su tobillo derecho se trabó en el suelo. La terrible fractura que sufrió hizo que debiera salir en el tercer cuarto.

Andy Dalton

Ese episodio le dio la oportunidad al Red Rifle de ingresar. Al principio tuvo algunos problemas que incluyeron una captura en su primer snap, un pase que no fue interceptado por muy poco y un fumble en un centrado del balón. Sin embargo, logró recuperarse para liderar a la ofensiva en la serie final con tres pases de 15,19 y 38 yardas respectivamente. Greg Zuerlein acertaría el field goal decisivo con el reloj en cero.

Aunque luego llegarían dos actuaciones que dejaron muchas dudas acerca de su capacidad. Una bochornosa derrota en el Monday Night Football ante los Cardinals fue el primer ejemplo. Allí lanzó para 266 yardas y una anotación, pero tuvo además dos picks. Lo peor fue la poca movilidad que se le vio para intentar evitar ser capturado. Ese nivel se repetiría algunos días después en Washington.

En la primera serie ofensiva fue capturado y el balón salió despedido hacia atrás. Dalton Schultz recuperó el balón en las diagonales, por lo que fue un safety. Ese día añadiría otra intercepción a su cuenta. Sin embargo, lo que destacó ese juego fue el golpe malintencionado que recibió en la cabeza durante el tercer cuarto.

Dalton se perdió entonces bastante tiempo de competencia. Por estar en el protocolo de conmoción ni siquiera pudo viajar a Philadelphia. Pero por mala fortuna mientras estaba bajo esa supervisión debió ser colocado en la lista covid/ir por contraer coronavirus. El quarterback aprovechó la bye week para volver en la semana 11.

De ahí en más su rendimiento mejoró al ir tomando ritmo en los controles. En los seis juegos siguientes lanzó 13 pases de anotación con apenas cuatro intercepciones. La ofensiva logró mover el balón con más facilidad cada vez que Dalton pudo deshacerse rápido del balón. Sus estadísticas finales marcan que tuvo 2.170 yardas, 14 TDs y ocho INTs.

Ben DiNucci

El violento tackle que Dalton recibió frente al Football Team le dio lugar al novato. Porque no sólo ingresaría para completar esa derrota, sino que tendría la increíble oportunidad de ser el QB1 de los Cowboys ya que el por entonces titular estaba en el protocolo de conmoción. La situación indicaba que jugaría en horario estelar una semana más tarde visitando a los Eagles.

Si hay algo que quedó claro en esa derrota es que DiNucci todavía no está preparado para competir en la NFL. La culpa principal es de Mike McCarthy, quien creyó que una selección de última ronda en el draft podía estar a la altura. Dallas perdió a pesar de haber conseguido cuatro entregas de balón en parte por los dos fumbles del rookie. Un mal cobro significó un TD de Philadelphia en una instancia muy decisiva.

Garrett Gilbert

La actuación de DiNucci le abrió paso al cuarto mariscal de campo de los Cowboys. El calendario indicaba que el rival era la dominante defensiva de los Steelers. Una cómoda caída era lo que se esperaba, pero Dallas estuvo muy cerca de ganar en parte por el muy buen rendimiento que tuvo Gilbert en su primera titularidad en la NFL.

El marcador era favorable 19-9 al iniciar el último cuarto. La defensiva había podido frenar a Pittsburgh en varias ocasiones, pero dos infracciones clave en contra de Jaylon Smith los traería de vuelta. Gilbert finalizó con 243 yardas por aire, un pase de touchdown y una costosa intercepción en la zona de anotación en esa derrota 24-19.

¿Es una necesidad en la agencia libre o el draft?

La respuesta es algo ambigua porque técnicamente Prescott se convertirá en agente libre al finalizar la temporada. Sin embargo, los Cowboys no dejarán que eso suceda. En caso de que no logren llegar a un acuerdo multianual seguramente volverán a etiquetarlo para ganar tiempo de negociación o hacer que juegue otra vez bajo esa designación.

Aunque una conclusión que dejó el 2020 es la gran importancia que puede tener un suplente competente. El ejemplo de Ryan Fitzpatrick en los Dolphins demuestra algo muy interesante, pero en este contexto la presencia de un QB2 sería a modo de plan de emergencia. En ese sentido no estaría mal ver qué veteranos habrá disponibles.

¿Quién se queda y quién se va?

Los únicos que tienen contrato con la franquicia para 2021 son DiNucci y Gilbert por más extraño que suene. Según el sitio Spotrac, Gilbert firmó por dos años en octubre tras las bajas por lesión. Prescott lógicamente deberá extender su vínculo, pero aún no hay ningún indicio de que eso vaya a ser una tarea sencilla. Dalton difícilmente se quede porque probablemente sea un agente libre buscando ser titular en algún otro equipo de la liga.

Aquí podrás ver las notas publicadas acerca de cada puesto

Staff de entrenadores

Corredores

Esquineros

Alas defensivas

Tackles ofensivos

Alas cerradas